Pages Navigation Menu

Manual de supervivencia para mujeres positivas

ALASKA

EL PUNK VUELVE A ESTAR DE MODA Y LA DIVA SE REINVENTA OTRA VEZ

Chicas, han tenido que pasar casi quince años para que por fin pudiéramos cantar a voz en grito junto a Alaska, aunque sin sus Pegamoides, pero bien acompañada por los músicos del grupo Fangoria, el mítico tema de los noventa, “Donde está nuestro error sin solución, fuiste tú el culpable o lo fui yo, ni tu ni nadie, nadie, puede cambiarme”. Ese temazo tantas veces entonado durante nuestra adolescencia, y cientos de veces más después de esta, que hoy sigue vivo, coleando, y marcando el ritmo en todo tipo de garitos, fiestas y saraos varios.

Del mismo modo que sigue viva, vibrando, cantando, bailando, emocionando y llevándose al público de calle a sus cincuenta tacos, Olvido Gara Jova, conocida como Alaska en el mundo musical, la auténtica reina de la movida madrileña desde los ochenta, primero con Kaka de Luxe, luego con los Pegamoides, después con Dinarama, y más tarde, junto a su eterno compañero de andanzas musicales Nacho Canut, en Fangoria, con quiénes esta temporada presenta nuevo álbum, bajo el título Cuatricromía. Un disco en cuatro partes, con temas nuevos, temas no tan nuevos, y algún clásico, para el que han sido necesarias distintas producciones, (una por cada estilo), y distintos colores para distinguirlos, azul para el pop, magenta para el rock, amarillo para la música electrónica, y blanco para los temas góticos.

El concierto en la Sala Price de Madrid fue un acontecimiento brillante, aunque intimo y sin grandes pretensiones, con un público entregado, y un repertorio musical de lo más variado, para no defraudar los gustos de tan ecléctica clientela. Nosotras, disfrazadas de rockeras para la ocasión, lo pasamos en grande, cantando, bailando y observando la fauna ibérica, que comprendía, desde los ochenteros de todas las tendencias, pasando por la comuna gay que nunca les falla, hasta los nuevos fichajes juveniles herederos del neopunk, e incluso una nutrida representación del frente de juventudes octogenario, que situados en la mejor zona, no perdían comba de cuanto allí pasaba.

Tanto los unos, como los otros, como nosotras mismas, pudimos comprobar en vivo y en directo, que nuestra bruja favorita de la bola de cristal, se ha vuelto a reinventar, y que, no sólo está en plena forma a sus cincuenta primaveras, sino que además, todavía tiene mucho que decir, que provocar, y que enseñar. Mientras tanto entre bambalinas, un electrizado y poseído Mario Vaquerizo, se removía como un animal en celo, siguiendo a ritmo de espasmo y con una birra siempre en la mano, los pasos de su mujer por el escenario, acompañada de cuatro imponentes, ambiguos y excesivos bailarines, que lucían más carne que tela, y más tela que vergüenza.

Fiel a su estilo pero siempre nueva, Alaska, enfundada en su segunda piel de cuero negro, nos volvió a dar una lección de personalidad, autoconfianza, trabajo duro, y falta de complejos, (esos tabúes que paralizan a la mayoría, pero que nunca han podido con ella), dejando claro que, aunque no es especialmente guapa, no es alta, no tiene un tipo espectacular (de hecho vuelve a estar a dieta), no tiene una grandísima voz, no es hija de cantante, no se ha formado en las grandes escuelas internacionales, ni hubiera ganado jamás Operación Triunfo, tiene todo lo que se necesita para triunfar: seguridad, inteligencia, actitud, dedicación, y un marido folclórico para hacer las delicias del mundo de la farándula.

Así que chicas, no os olvidéis nunca de Olvido, porque es el perfecto ejemplo del éxito basado en la pasión, el amor, y el trabajo en equipo. Además hemos descubierto tres de sus más guardados secretos: el primero es que una de las octogenarias del concierto era su madre, con quién hace años tuvo sus más y sus  menos, pero que ya hace tiempo que se convirtió en una de sus principales funs, dos, que le gusta el vintage tanto como a nosotras, porque la volvimos a ver de la mano de su chico en el desembalaje de antigüedades de Madrid, y tres, que lo suyo es el pensamiento positivo, no tomarse la vida demasiado en serio, reírse  mucho, y como dice en su nueva canción, “No quiero más dramas en mi vida, sólo comedias entretenidas”….  Así que atreveros a ser positivas y a sacar vuestro lado más punk

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

bloglovin