Pages Navigation Menu

Manual de supervivencia para mujeres positivas

GALERIAS PARADISE

Posted on 17, abr 2013 | 0 comments

LA MODA QUE NOS INSPIRA

Chicas hemos llegado a la conclusión de que algunas cosas no han cambiado tanto desde el siglo XIX. Ni siquiera la revolución tecnológica ha sido capaz de modificar esa extraordinaria sensación de paraíso que tenemos las tías cuando traspasamos las puertas de una tienda bonita, llena de tesoros esperando ser encontrados. Tampoco ha cambiado nuestra imperiosa necesidad de expresarnos a través del vestir, de buscar nuestra identidad, de experimentar, de reflejar el momento que estamos viviendo, de rubricar nuestra época o simplemente de mejorar nuestro aspecto para subirnos la autoestima o liberar alguna de nuestras frustraciones.

El otro día nos topamos con la nueva serie de Telecinco inspirada en la burguesía inglesa del siglo XIX, Galerías Paradise. Nos atrajo desde el primer momento, no sólo porque recordaba esas novelas de amor y feminidad de Jane Austen, llenas de lucha y deseos encontrados, sino también porque nos permitía colarnos por un rato en los entresijos de unas galerías de ensueño repletas de delicatessen para los sentidos, donde todo es bello, refinado y artesanal. Encajes, vestidos, guantes, sombreros, tocados, lencería, perfumes, conviven sin tapujos con el deseo, la envidia, la jerarquía, un universo de placeres privados, en el que solo ellas son capaces de perderse de verdad, mientras entre bambalinas se forjan todo tipo de intrigas entre las dependientas.

Porque aquellas mujeres de finales del diecinueve, aunque por fin habían conseguido acceder a una pequeñísima parte de las disciplinas, hasta entonces reservadas exclusivamente para ellos, como la educación, la cultura o el trabajo fuera del hogar, todavía vivían literalmente sometidas a los dictados del hombre, dependiendo de ellos y sus designios para casi todo, y teniendo que pelear entre ellas por las pocas migajas que les quedaban a su albedrío.

Hoy, aunque la cosa ha cambiado muchísimo, todavía las mujeres no tenemos totalmente claro cuál es nuestro papel en el mundo, y como dice Diane Krugger, “La moda es el único aspecto de nuestra vida que controlamos”. No hemos superado ese instinto primario de lucha que nos empuja a hacer cualquier cosa para sacar adelante a nuestra gente, mantener nuestro estatus, o sobresalir entre las cebras de la manada. Ahora eso sí, no hay nada que no se pueda superar con un buen complemento, un bolso, unos zapatos, un tocado, o cualquiera de esas alhajas que datan precisamente de esa época, y que nos ayudan a reinventarnos constantemente para mantenernos siempre a flote, aunque suene frívolo decirlo.

Quizá por ello, ahora, más que nunca, nos gusten tanto los objetos antiguos, nos fascinen esas piezas eternamente bellas y bien elaboradas, nos atraigan tanto las prendas vintage, y nos pasemos la vida buscando esos objetos de decoración hermosos que además de recoger miles de historias, son el complemento perfecto para contrarrestar el peso de lo moderno, lo práctico y lo funcional que tanto nos ayuda a vivir.

Por todo ello, os recomendamos que echéis un ojo a esta serie y, si los varones de la casa os ponen pegas, siempre podéis convencerlos esgrimiendo su lado más comercial, porque esta producción británica también nos da buena muestra de cómo empezaron algunas de las técnicas de ventas que poco después se convertirían en los principales rudimentos del marketing como las promociones, los patrocinios o los eventos. ¿Alguien da más?

Read More

PONTE LA FAJA MAJA

Posted on 27, mar 2013 | 0 comments

PORQUE YA ES PRIMAVERA
Chicas una vez más, y como casi todos los años por esta época, la fiebre por recuperar el TIPO PERDIDO durante el invierno está arrasando la ciudad. En esto también Inditex marca la pauta, sus tiendas se inundan de color, de escotes, de cortísimos shorts, de minifaldas y, aunque todavía hace un tiempo de perros, nuestra mente reacciona inmediatamente a la llamada de la selva, “necesito un cambio”, y te lanzas al shopping sin pensarlo. Luego llegas al probador (que se debería llamar com probador) con tu selección de prendas de nueva temporada y compruebas que, aunque el escaparate ya esté de primavera total, tu cuerpo está como el tiempo, anclado en el invierno y que, por mucho que te empeñes, nada te sienta bien, ni te cabe, ni se adapta a tu descolorido tono de piel. Así que no te queda más remedio que concluir que, como sospechabas, este año también tienes un auténtico cuerpo PORNO….. …por no hacer ejercicio, por no dejar las madalenas, por no comer fruta, por no hacer caso a tu madre.

Así que sales de la tienda y decides tomar medidas drásticas. Estas cosas es mejor cortarlas de raíz. Si aún no estás apuntada, el gimnasio será la solución, al fin y al cabo aún quedan unos meses para el desnudo de verdad, y quizá te dé tiempo a limar unas cuantas asperezas, pero si ya lo estás, decidirás que ha llegado el momento de que te vean por allí un poco más a menudo, y no sólo ese día al mes en el que entran en tu ficha para comprobar que has pagado la cuota. Nosotras como somos de las que vamos más bien poco, aunque al menos nuestra cara si la recuerdan, decidimos que para afrontar esta pequeña crisis primaveral lo mejor sería buscar la manera de sacar mayor rendimiento a nuestras breves incursiones gimnásticas, probando una de esas FAJAS DEPORTIVAS tan útiles y de las que tanto habla la gente.

La faja de moda en los gimnasios es una especie de banda de neopreno con cierre de velcro que se sitúa en la cintura, y que según prometen tanto fabricantes como usuarias vigoréxicas, favorece la sudoración y la eliminación de toxinas en la zona abdominal con la práctica de ejercicio físico continuado, ayudando a reducir de este modo, cintura, tripa, incluso en casos extremos, ese volumen indeseable en la peligrosa zona de las asas del amor. Además, según testimonios directos de las usuarias, “si llevas la faja, el ejercicio deportivo cunde el doble”. Una solución perfecta si queremos conseguir la anhelada cintura de avispa que requieren esos tops ombligueros, revival de los ochenta, que amenazan con arrasar en las terrazas esta primavera.

Así que ni cortas ni perezosas nos pillamos sendas fajas deportivas, y nos las plantamos inmediatamente para testar en propia piel sus loados efectos modeladores. Efectivamente, ya en los primeros minutos de la primera puesta pudimos comprobar la veracidad de algunas de las bondades del producto, ya que el esperado efecto de sudoración excesiva se consigue incluso antes de empezar a moverte. Esto, que de entrada nos parecía una gran ventaja, después se reveló como un obstáculo, ya que empiezas la clase como deberías acabarla, sudando como un pollo.

Poco después, cuando el ejercicio se va intensificando, el nivel de sudoración no es que aumente un poco, es que tal y como prometen en el prospecto, aumenta exponencialmente convirtiendo la zona en cuestión, en un pequeño pantano de agua estancada, que con el movimiento emite un desagradable ruidito a modo de sopa a punto de hervir tipo chup, chup, al tiempo que el efecto calor se expande por el cuerpo dejándote sin aliento y resoplando ruidosamente, también mucho antes de lo previsto, y por supuesto en total desavenencia con el resto de la clase.

Pero lo mejor, como siempre, está reservado para el final, ya que el efecto faja realmente intenso se manifiesta en la parte de la clase dedicada al ejercicio abdominal. Entonces es cuando el cuerpo entra en contacto con el suelo, y con él la zona anegada por el agua produciendo un efecto pescadilla y un sonido más de limpieza de pescado, dificultando notablemente el ejercicio, y llamando la atención del personal con la sonoridad. Para cuando la clase ha concluido, estás empapada, colorada, y exhausta, y la única opción que tienes es salir corriendo a la ducha, antes de que el sudor empiece a enfriarse, y te entre la tiritona, como me pasó a mí el día que después de la clase se me ocurrió hacer unos cuantos recados.

Así que os puedo asegurar que este verano no luciré cintura de avispa, ni seguramente llevaré esos tops de vientre al viento porque no me ha quedado más remedio que renunciar (Sofía sigue dale que te pego, ella si los llevará), aunque tengo claro que mañana me voy de compras y me pillo algo, aunque sólo sea para que la mosca primaveral me anime a seguir entrenando.

Via Fashion Gone Rogue

Read More

AMOR DE SEGUNDA MANO

Posted on 12, mar 2013 | 2 comments

¿LLEGADAS CIERTA EDAD, QUE ES MEJOR, LA SECCIÓN DE SALDOS O LA DE DEVOLUCIONES?

Chicas está claro, el amor se complica con la edad. Muy al contrario de lo que se cree, y pese a todos esos teóricos que dicen que el amor maduro es más fácil, más tranquilo, más autentico, e incluso más pleno. La realidad es que el amor de segunda mano es una deliciosa tortura china, cuyas reglas es imprescindible conocer bien si quieres triunfar. Para ello lo primero es ser honestos y desmontar algunos mitos.

Se supone que la madurez aporta conocimiento de uno mismo, seguridad, autoestima, mayor flexibilidad ante las críticas, y mejor convivencia con los miedos. Ya no es necesario esconderse tras un personaje inventado, ni fingir ser otra persona porque te has acostumbrado a ti mismo, y hasta casi has aceptado tu propio cuerpo. Los complejos ya no te mortifican, están casi superados, o muy bien escondidos. Ya no persigues príncipes en caballos blancos, porque sabes de sobra, que sólo existen en los cuentos y casi siempre se convierten en rana, mientras ellos han asumido que molan más las brujas que las princesas. Por fin tienes claro los tres puntos básicos de la convivencia: hay que buscar sitio para sus juguetes, es imprescindible aceptar a su madre, (porque siempre viene en el lote), y ninguno ha visto aquel episodio de barrio sésamo en el que explicaban la diferencia entre dentro y fuera…. de la lavadora, mientras ellos han aprendido a entender las indirectas, y se saben de memoria los horarios de Zara.

Sin embargo, parece ser que todas estas bondades atribuidas a la madurez, incluido el mito de la plenitud sexual, no se dan tan a menudo como se supone. La gran mayoría no pasan del primer punto, solo unos pocos llegan al segundo, y el tema sexual es ciencia ficción, sobre todo en las tías. Pasados los 35, no queda más remedio que admitir que el mercado del amor deja de ser la feria de las ilusiones, (por encontrar al hombre perfecto), y se convierte en la feria de las oportunidades, (para encontrar a alguno que haya madurado bien, aunque aún no se haya caído del guindo).

Así, entre las suculentas posibilidades que ofrece este mercadillo de los maduritos, existen dos grandes grupos de gangas: por un lado están los saldos, o sea aquellos que aunque alguna vez han sido elegidos, e incluso probados durante más o menos tiempo, finalmente nunca llegaron a ser adquiridos, volviendo una y otra vez al escaparate; y por otro, están las devoluciones, esos que habiendo sido elegidos, probados y finalmente adquiridos con ilusión, e incluso con fiesta y algarabía, pasado un tiempo, son devueltos de nuevo a la tienda al no haber cubierto las expectativas previstas, o aún habiéndolas cumplido una temporada, fallar después, o simplemente, haber sido sustituidos por “otro” de aparente mejor calidad.

Parece ser que los primeros, o sea los saldos, aunque al principio se presentan como la mejor opción a efectos prácticos: tienen más tiempo, más dinero, menos cargas, y suelen estar en mejor forma física y emocional, sin embargo suelen traer en muchos casos, una tara de fabricación de trabajosa solución conocida vulgarmente como: trauma infantil juvenil sin resolver (madre omnipresente, obsesión por alguna afición o deporte, pánico a compartir bienes y servicios, incapacidad para renunciar a los placeres de la soltería, prepotencia, insensibilidad y/o falta de atención).

De este modo, parece que encontrarte con uno de estos especímenes supone un intenso ejercicio de comprensión, paciencia, y guardería, siempre jugando en su territorio y con sus propias reglas. Aunque las que finalmente se atreven, y trabajan duramente como amantes, esposas y madres al mismo tiempo, a veces hasta consiguen salir airosas. Ojo, a veces este grupo solteril sólo va en busca sexo, o de conquistas y reconquistas, si tú buscas lo mismo, son los mejores, pero si buscas amor, sal corriendo…

En cuanto al segundo grupo, las devoluciones, mucho más variado e interesante según las expertas, parece que aunque, en la mayoría de los casos, suelen venir con una pesada carga familiar que incluye ex mujer, ex suegra, hijos, amigos de los hijos, a veces incluso animal doméstico, sin embargo son los más evolucionados en maduración y relaciones interpersonales, aunque es importante tener en cuenta que su problema no es tanto el trauma infantil, como las heridas del corazón, el bolsillo, o la bragueta. Con ellos la logística y la aceptación de la progenie es más aparatosa y complicada, pero salvando esto, la relación puede tener sin duda más posibilidades, quizá debido al arduo entrenamiento en adquisiciones anteriores. Se han dado casos de plenitud total con miembros de este grupo, aunque es importante detectar a tiempo si realmente están sobrepuestos del divorcio o no, porque corres el riesgo de que te usen de estercolero…..

En todo caso, hay un aspecto del amor maduro común a los dos grupos que las tías difícilmente podremos evitar si queremos acercarnos a ellos, y es el famoso examen de acceso. Si bien en el amor joven esto no es necesario, vale con el mero flirteo, tonteo y morreo, en los maduritos es absolutamente obligatorio. Quizá no en la primera cita, pero seguro que no te libras en sucesivas: ¿te gusta la comida japonesa?, sabes comer con palillos?, ¿tienes coche?, ¿sabes cocinar?, ¿quieres tener hijos ?,  ¿eres del Madrid o del Barça?Un arduo cuestionario que recomendamos llevar preparado en la medida de lo posible y que, casi siempre, irá acompañado de una escrupulosa inspección visual. En los casos más patéticos tendrás que pasar también el examen de los amigos.

Para concluir nuestro análisis os diremos que pese a todo esto, estamos convencidas que efectivamente el amor maduro es un lujazo, siempre y cuando tengamos claro que no es gratis, que requiere que ambas partes hayan hecho su trabajo de autoafirmación y comprensión, que estén dispuestos a limar asperezas y renunciar a algo, pero sobre todo, y como siempre decimos, que estén dispuestos a experimentar. El día que dejemos de experimentar y nos pleguemos totalmente a lo que está establecido, habremos dejado de estar medio vivos, para estar casi muertos, y entonces no será una cuestión de edad. Mucha suerte emprendedoras.

Por cierto, un poco de inspiración de moda para alegrar la semana.

 
 

Via Fashion Gone Rogue, Pinterest

Read More

FERIA VINTAGE EN MADRID

Posted on 7, mar 2013 | 0 comments

PORQUE HAY COSAS QUE NUNCA PASAN DE MODA
Chicas parece que este fin de semana va de VINTAGE. Llega la Feria Vintage más grande de España, Del 7 al 10 de marzo en el ático de la Estación de Chamartin se celebra un encuentro con lo mejor del panorama Vintage nacional e internacional, 2500 metros cuadrados llenos de tesoros del pasado en busca de sitio en los armarios del futuro. En sus más de 70 expositores podréis encontrar un poco de todo, ropa, calzado, complementos, trajes de fiesta, vestidos de alta costura, hasta un buen maquillaje gratuito o alguna celebrity para hacerte la foto del día .Todo un evento para pasear, comprar y tomarte un buen café, o apuntarte a una de las actividades sorpresa. Nosotras hemos estado en ediciones anteriores, y la visita es toda una aventura.. Eso sí, no os despistéis, que conocemos a más de una que al llegar a la estación de Chamartin, decidió darse media vuelta pensando que allí sólo se podían ver trenes. La nave está en el ático, hay que subir hasta arriba, a la zona de restauración, de hecho se trata de una nave con señorío, sabor y solera, construida al estilo industrial de los setenta, ha sido el escenario de multitud de eventos, y el lugar elegido para grabar aquel legendario vídeo del grupo Mecano con el” Hoy no me puedo levantar”, qué tiempos aquellos….. Nos vemos allí…

Read More

MODA PARA GENTE FELIZ

Posted on 3, mar 2013 | 0 comments

EL ARTE DE NO AMARGARSE LA VIDA
Chicas está claro que vivimos presas del autoengaño: el autoengaño, personal, el familiar y el colectivo. Cuando creemos ser objetivas con nosotras y con los demás, casi siempre estamos poniendo delante de la realidad el filtro de unas creencias que tenemos arraigadas desde la infancia o que hemos ido adquiriendo en la vida en sociedad, sin posibilidad alguna de acercarnos a esa ansiada objetividad. Estas creencias suelen ser tan irracionales, desacertadas y coartantes, como desafortunadas cuando se trata de enfrentarnos a la adversidad o los avatares inevitables de la vida.  En muchos casos, son las culpables de nuestros temores, de que a veces seamos tan rígidos e intolerantes con nosotros mismos y con los demás, e incluso, de que por ellas tengamos que traicionarnos a nosotros mismos. Cada época tiene sus engaños, que se van gestando e implantando en el estupidiario colectivo.

Ser propietario de un piso, encontrar pareja, hacer actividades emocionantes, acumular muchas cosas, huir de la soledad, son algunas de las creencias de nuestro tiempo que con la excusa de marcar el camino correcto, nos atosigan, nos frustran, y muchas veces nos obligan a renunciar a lo que realmente queremos. Si nos fijamos en el ámbito exclusivamente femenino, la cosa se complica mucho más, porque habría que añadir una lista interminable de creencias limitantes como estar delgada, hacer ejercicio diario, agradar a todo el mundo, dar el pecho en la maternidad, proteger a todos los que nos rodean porque son tu responsabilidad, y sacar la vena sexy los sábados por la tarde??’ vamos que no da un post para contarlas . Antiguamente la cosa era aún peor, las mujeres habían nacido para agradar a los hombres y cuidar de los hijos ( sus inquietudes eran secundarias, como su cerebro), tenían que vestir de una determinada manera según su condición, el luto duraba dos años en los que había que vestir de negro, abstenerse de ir a fiestas y llorar mucho ( no era suficiente con la pérdida del ser querido), a las solteronas nadie las quería, (era síntoma inequívoco de que no había quien las aguantara), y los homosexuales tenían una enfermedad incurable y contagiosa.

Ahora con la crisis no han tardado en aparecer nuevos autoengaños para el mayor escarnio social. Hay que dejar de gastar, preocuparse mucho, dar gracias por tener un trabajo aunque literalmente lo odies, no darse masajes porque es ostentoso, y sobre todo hay que vestirse de crisis, colores neutros, grandes ojeras, bolsos bandolera y nada de pintalabios, pero eso sí, robar la wifi al vecino no es robar. La solidaridad se entiende en términos lacrimógenos, ayudar no es crear, emprender o colaborar, sino dejar de consumir y criticar a quienes lo hacen, (mientras tanto que el dinero se vaya a Suiza, no vaya a ser que se mantenga a flote la esteticien del barrio). En fin que si seguimos así lo habremos conseguido, amargarnos la vida, que es lo que nos toca creer. Nosotras os invitamos a intentar cambiar la creencia, ver la crisis como una oportunidad para hacer cosas nuevas y más baratas, no dejar de hacerlas, poneros guapas siempre que sea posible, con colores y combinaciones que os hagan sentir mejor, y dejar de preocuparnos tanto, y ocuparnos un poco más por encontrar nuevas formas de hacer las cosas.

Para empezar bien, ¿qué os parecen estos modelazos?

 
 

Read More

PREPARADAS, LISTAS, YA…

Posted on 18, feb 2013 | 6 comments

VESTIDAS PARA EL LIDERAZGO FEMENINO
Chicas ahora sí que si, nuestro momento ha llegado. El sistema ha quebrado y con él sus líderes espirituales. Monarcas, políticos, banqueros, empresarios, y ahora hasta los representantes de la Iglesia católica, están de retirada, incapaces de dar respuestas a la situación que vivimos. Que consté que no les echamos la culpa totalmente, este mercadillo lo hemos montado entre todos, y entre todos habrá que arreglarlo, pero el mundo necesita líderes capaces y carismáticos, sobre todo cuando se tambalea, y más aún cuando el terremoto reclama unas nuevas reglas del juego. Quizá entre los líderes necesarios para este momento histórico haya por fin representantes femeninas. Ellas han demostrado que cuando se trata de crisis son mejores, se adaptan antes, son más creativas, y más modernas e innovadoras en la gestión. El secreto está en manejar adecuadamente las herramientas que reclaman los nuevos tiempos: flexibilidad, cooperación, empatía, austeridad y diálogo, precisamente sus puntos fuertes. El gran problema del liderazgo femenino es, sin embargo, que hasta ahora se ha ejercido poco, y casi siempre emulándoles a ellos, siguiendo sus estrechas y rígidas reglas, estilos directivos, horarios intransigentes, jerarquías encorsetadas, e incluso uniformes homologados de vestimenta  ( sólo hay 8% de mujeres en la alta dirección en España, y si las miras bien, muchas parecen ellos). Ellas mismas dicen que es un problema cultural, “ellos están educados para triunfar y nosotras para agradar, si buscas siempre aprobación exterior lo llevas claro…”. Nosotras creemos que las mujeres directivas tienen que seguir siendo mujeres, pensar como mujeres, vestir como mujeres, y ser igual de felices cuando traspasan las puertas de Zara un viernes por la tarde. Pero también, tienen que tener claro que quienes más las van a criticar no van a ser ellos, sino precisamente sus compañeras de género….. Un día Emilio Duró, uno de esos “speakers” con humor y sentido común, lo definió perfectamente ” el enemigo de la cebra no es el león, es la cebra de al lado”. Nosotras seguimos insistiendo, lo cortés no quita lo valiente, ahí van unos modelazos para el liderazgo femenino…

Y, por cierto, si tenéis un ratito, echadle un ojo a este reportaje del S Moda.

 
 

Read More
Página 3 de 3312345...102030...Última »

bloglovin