Pages Navigation Menu

Manual de supervivencia para mujeres positivas

GALERIAS PARADISE

LA MODA QUE NOS INSPIRA

Chicas hemos llegado a la conclusión de que algunas cosas no han cambiado tanto desde el siglo XIX. Ni siquiera la revolución tecnológica ha sido capaz de modificar esa extraordinaria sensación de paraíso que tenemos las tías cuando traspasamos las puertas de una tienda bonita, llena de tesoros esperando ser encontrados. Tampoco ha cambiado nuestra imperiosa necesidad de expresarnos a través del vestir, de buscar nuestra identidad, de experimentar, de reflejar el momento que estamos viviendo, de rubricar nuestra época o simplemente de mejorar nuestro aspecto para subirnos la autoestima o liberar alguna de nuestras frustraciones.

El otro día nos topamos con la nueva serie de Telecinco inspirada en la burguesía inglesa del siglo XIX, Galerías Paradise. Nos atrajo desde el primer momento, no sólo porque recordaba esas novelas de amor y feminidad de Jane Austen, llenas de lucha y deseos encontrados, sino también porque nos permitía colarnos por un rato en los entresijos de unas galerías de ensueño repletas de delicatessen para los sentidos, donde todo es bello, refinado y artesanal. Encajes, vestidos, guantes, sombreros, tocados, lencería, perfumes, conviven sin tapujos con el deseo, la envidia, la jerarquía, un universo de placeres privados, en el que solo ellas son capaces de perderse de verdad, mientras entre bambalinas se forjan todo tipo de intrigas entre las dependientas.

Porque aquellas mujeres de finales del diecinueve, aunque por fin habían conseguido acceder a una pequeñísima parte de las disciplinas, hasta entonces reservadas exclusivamente para ellos, como la educación, la cultura o el trabajo fuera del hogar, todavía vivían literalmente sometidas a los dictados del hombre, dependiendo de ellos y sus designios para casi todo, y teniendo que pelear entre ellas por las pocas migajas que les quedaban a su albedrío.

Hoy, aunque la cosa ha cambiado muchísimo, todavía las mujeres no tenemos totalmente claro cuál es nuestro papel en el mundo, y como dice Diane Krugger, “La moda es el único aspecto de nuestra vida que controlamos”. No hemos superado ese instinto primario de lucha que nos empuja a hacer cualquier cosa para sacar adelante a nuestra gente, mantener nuestro estatus, o sobresalir entre las cebras de la manada. Ahora eso sí, no hay nada que no se pueda superar con un buen complemento, un bolso, unos zapatos, un tocado, o cualquiera de esas alhajas que datan precisamente de esa época, y que nos ayudan a reinventarnos constantemente para mantenernos siempre a flote, aunque suene frívolo decirlo.

Quizá por ello, ahora, más que nunca, nos gusten tanto los objetos antiguos, nos fascinen esas piezas eternamente bellas y bien elaboradas, nos atraigan tanto las prendas vintage, y nos pasemos la vida buscando esos objetos de decoración hermosos que además de recoger miles de historias, son el complemento perfecto para contrarrestar el peso de lo moderno, lo práctico y lo funcional que tanto nos ayuda a vivir.

Por todo ello, os recomendamos que echéis un ojo a esta serie y, si los varones de la casa os ponen pegas, siempre podéis convencerlos esgrimiendo su lado más comercial, porque esta producción británica también nos da buena muestra de cómo empezaron algunas de las técnicas de ventas que poco después se convertirían en los principales rudimentos del marketing como las promociones, los patrocinios o los eventos. ¿Alguien da más?

Via Telecinco, Fashion Gone Rogue, Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

bloglovin