Pages Navigation Menu

Manual de supervivencia para mujeres positivas

Most Recent Articles

LOCAS POR LAS VERSIONES

Posted on 1, jul 2013 | 0 comments

GABRIELLE APLIN. THE POWER OF LOVE Una nueva versión para nuestra colección que es un absoluto disfrute

Read More

CASA DECOR 2013

Posted on 7, jun 2013 | 0 comments

LA EDICIÓN MÁS BRITISH, CINEMATOGRÁFICA Y POLIFACÉTICA

Chicas, el domingo pasado hicimos por fin nuestra visita anual a Casa Decor. La verdad es que ese día, había salido finalmente en Madrid, una de esas mañanas espléndidas, en las que la calle parece llamarte a gritos con su atractiva oferta de buena temperatura, sol radiante, y ambiente primaveral, (sobre todo después de esperar casi mes y medio a que la primavera hiciera su aparición), pero no obstante, y pese a que nos moríamos literalmente por sentarnos en una terraza a tomar un poco el sol sin pasar frío, decidimos que era más urgente, descubrir de una vez por todas, los tesoros que escondía la 48 edición de la exposición Casa Decor.

Así que, de buena mañana, y sin llevar el abrigo puesto por primera vez en muchos días, nos fuimos directas al edificio de la antigua Embajada Inglesa, (ahora trasladada a Torre Espacio) en pleno barrio de Almagro en Madrid. Esta vez, nuestra curiosidad, no sólo se refería a la decoración interior de la exposición, sino que también incumbía el exterior, ya que no habíamos sido capaces de ubicar en nuestro recuerdo de la calle Fernando el Santo, (tan señorial y de típica arquitectura burguesa del XIX), el moderno y funcional edificio donde se celebraba, pese a haber pasado por allí mil veces.

Así que al llegar, el primer impacto que tuvimos fue descubrir, que efectivamente como habíamos visto en la web www.casadecor.es, se trataba de un espectacular edificio de forma circular, construido en la etapa del brutalismo arquitectónico en los años 60, que pese a la rotundidad de sus materiales, (hormigón y granito), pasaba desapercibido al viandante, pero que sin embargo, producía el efecto contrario en el visitante, ya que una vez traspasada la garita, aparecía por arte de magia como una gran nave espacial que parecía gravitar sobre nuestras cabezas. Quizá porque los edificios circulares tienen siempre un marcado carácter de encuentro, reunión, o foro, o simplemente porque como pudimos saber después, su arquitecto, el inglés W.S Bryant, se había inspirado en una plaza de toros para su diseño, el continente invitaba a mirar el contenido.

Por ello, lo segundo que nos llamó la atención, casi más que el espacio exterior más próximo a la entrada, donde un MINI azulón daba la bienvenida desde un decorado psicodélico con los colores de la bandera británica, fue sin duda, el gran patio central convertido en cafetería, en el que de inmediato, decidimos obsequiarnos con un cafetito, para poder explorarlo intensamente. También al estilo puramente British, pero más del tipo Portobello que Oxford Street, este patio cubierto para la ocasión, se componía de una armoniosa mezcla de mobiliario vintage de distintas épocas, piezas de diseño actual, e interesantes esculturas, sobre las que destacaba una gran pieza central con el logo de Channel, (el café riquísimo).

Puesto que la antigua embajada tenía hasta 50 oficinas, y otros tantos espacios más de servicio, la exposición se desarrolla ininterrumpidamente a lo largo de todos ellos, en un recorrido bastante más intuitivo que otras veces, seguramente por aquello de ir haciendo círculos, empezando por el aro exterior y terminando en el superior, sin dejar un hueco sin colonizar por las propuestas creativas de los más de cien profesionales entre interioristas, arquitectos, artistas, paisajistas, y decoradores que han colaborado en el proyecto, en el que además, se pueden encontrar los últimos materiales y soluciones en papeles pintados, maderas y pavimentos.

Así nosotras fuimos recorriendo los espacios, en un apasionante paseo por lo arquitectónico,  lo decorativo, y lo casi cinematográfico (estilos desde lo James Bond a Mad Men, pasando por Sexo en Nueva York o Amelie),  con una gran profusión de obras de arte de todos los estilos (por primera vez las galerías de arte se han dejado ver con sus piezas más domésticas y creativas).

Así que al salir volvimos a posponer lo de la terraza, y nos fuimos directas a un puesto de la ONCE a probar suerte, por si algún día pudiéramos tener alguna de esas maravillosas piezas en nuestra casa.

Os recomendamos encarecidamente la visita porque merece la pena. CASA DECOR, CALLE FERNANDO EL SANTO 16, hasta el 23 de junio todos los días de 11 a 21.

Read More

PADRES E HIJOS

Posted on 3, jun 2013 | 0 comments

Mamá QUIERO SER REPORTERO

Pero tú estás loco, querrás decir FUNCIONARIO

Chicas, el otro día en el metro de Madrid, un martes de mayo de 2013, mientras recorría, enfrascada en las páginas de un libro las cinco paradas que separan mi casa del curro, no pude evitar, escuchar sin quererlo, una conversación entre dos adolescentes, que no sólo logró arrebatarme mi momento de lectura favorito, obligándome a levantar la vista de la novela que estaba leyendo, para poner cara y pinta a los portadores de tan desconcertantes noticias, sino que me dejo una incómoda inquietud, que aún no he logrado superar.

La cosa no era para menos, porque la conversación de estos dos chicarrones de presencia impecable, lejos de escandalizarme por lo rupturista, como cabría esperar de esa juventud incipiente y soñadora, (aunque a estas alturas, creo que yo soy mucho más moderna y soñadora que cualquier adolescente adoctrinado de hoy), efectivamente me escandalizó, pero por lo contrario, por lo antiguo, lo caduco, lo corto de miras, y lo totalmente obsoleto de su planteamiento vital. Si me dicen que esta situación estaba sucediendo el mismo día, en el mismo lugar, a la misma hora, pero del año 1997, ni me hubiera inmutado, pero 20 años después, tras la revolución tecnológica, una crisis casi eterna, el sistema público sin levantar cabeza, banqueros que van a la cárcel, y abuelas tuitteando a todas horas, tales planteamientos me parecían un absurdo regreso al pasado.

Cuando finalmente pude analizar más intensamente a mis dos compañeros de vagón, me encontré con dos chavales, que a diferencia de los de 1997, no tenían, ni esa pinta de desvalimiento de los chicos de entonces, ni iban abrazados a la carpeta archivador forrada con fotos de Samantha Fox en bañador, ni llevaban sudaderas de U2, Heineken, o Siniestro Total, ni siquiera, lucían ese pelo alborotado medio infantil, aún sin domesticar, tan común por aquellos años; sino que estos chavales, con aspecto de mayores para su edad, iban perfectamente peinados, vestidos con impecables camisas con logotipos gigantes de marca de moda, y como no, debidamente equipados con sendos smartphones de última generación de los que no despegaban la vista.

 “Yo siempre he querido ser periodista, me mola desde que era un enano, pero me ha dicho mi tutora que ni se me ocurra intentarlo, que lo borre de mi cabeza, que no tiene salida”, había dicho uno de ellos con cierta pesadumbre, como si la resignación aún no hubiera completado su proceso de aniquilación de los sueños, a lo que su amigo, más bajito, pasotilla y desgarbado, le respondió con escaso entusiasmo, y sin dejar de mirar en ningún momento su pequeño tamagochi, “pues claro tío, mi padre me ha dicho lo mismo, que la única opción es hacer Administración de empresas, que vale para todo, que me deje de idioteces, que luego te comes los mocos”. “Supongo que no queda más remedio “, añadió el primero, con cierto tonillo de desesperación contenida, “vamos, que me va a tocar estudiar para abogado, y luego hacer una oposición, como mi hermano, que es un trabajo para toda la vida…….

“Joder, hasta mi padre era más moderno cuando me toco a mí tomar esa decisión”, musité yo en voz baja como para mis adentros, mientras añadía mentalmente, “pues estamos buenos, ahora resulta que los chavales del siglo XXI, piensan igual que los del siglo XX, pero estos, además de estar dispuestos a renunciar a sus sueños, y trabajar en algo que no les gusta, como muchos de los de antes, encima pretenden hacerlo para una empresa que está en quiebra….Entonces el bajito me miró como pensando, “mira ésta loca, que habla sola”, y sin más, se volvió a su amigo, y dando por zanjada la conversación sentenció, “a ver chaval que no le des más vueltas, déjate de periodismos, es lo mejor, además podemos estudiar lo mismo, y así estamos juntos en clase. Mira, estás tías están respondiendo al whatsup, ¿a qué hora hemos quedado?”.

A partir de entonces no pude seguir escuchándoles, ni tampoco volver a la lectura, sólo comerme las uñas para no saltarles al cuello y gritarles,  “Por favor no renunciéis, no todavía, luchad por lo que queréis desde ahora mismo, sois unos privilegiados por tenerlo claro desde tan jóvenes”. Luego cuando conseguí tranquilizarme, orgullosa de no haber montando el numerito en el vagón, decidí dedicar el resto del trayecto a analizar la situación, ¿cómo era posible que pensaran así?, ¿cómo era posible que hubiera cambiado tanto el mundo, hubieran caducado sistemas, conocimientos, maneras de relacionarnos, perfiles, actitudes, y peinados, pero siguiéramos pensando del mismo modo que la década anterior?

Pronto comprendí que en la propia pregunta estaba la respuesta: en realidad NO todo había cambiado tanto, todavía había muchas cosas que no lo habían hecho: nuestras creencias, el sistema educativo, el pelo de Tita Cervera, el maltrato a las mujeres, la plaga de piojos cada otoño, el sueño de ser funcionario, incluso en algunas cosas, habíamos retrocedido a planteamientos aún más decadentes, que dejaron de funcionar hace mucho tiempo, como la obsesión por ser propietarios, el empeño por uniformarnos, en lugar de amar nuestra individualidad, el miedo a salir al extranjero, (pese a que por fin sabemos un segundo idioma), el retroceso en la ley del aborto….

En todo caso, para nosotras, esta conversación era casi inconcebible, porque si algo hemos aprendido en estos años de vorágine tecnológica y caída empicado del sistema, es que ya no podemos fiarnos de predicciones, estadísticas, políticas, ni mucho menos, de un estado incapaz de resolver sus propios problemas, (porque difícilmente resolverá los nuestros). Por fin hemos entendido, que el camino del éxito, ya no consiste en seguir el camino predeterminado por la sociedad y sus imposiciones, sino en todo lo contrario, seguir tú propio camino. Y aunque nadie te garantice que éste será un camino de rosas; si te preparas bien, perseveras mucho, tienes un pensamiento positivo, y el apoyo de la gente que te quiere, podrás vivir de lo que más te gusta, mejor haces, e incluso disfrutar tanto del camino como de la meta, ya sea periodismo, pintura, cerrajería, arte, o abogacía.

Porque aunque no lo crea la tutora de este chico, ya nada es para toda la vida, ni siquiera trabajar en una empresa del IBEX 35, o ser un funcionario del estado. Y aunque nosotras nunca habíamos creído que los americanos fueran mejores que los españoles en casi nada, hay que reconocer que allí, cuando un joven tiene talento, monta un negocio, mientras que aquí se prepara una oposición al estado….Al final va a ser verdad que algunos padres están dispuestos a hacer cualquier cosa por sus hijos, menos dejarles ser ellos mismos.

Mirad lo que dice Richard Branson, Presidente de Virgin, que además de arriesgar y perseguir sus sueños recomienda a los jóvenes viajar y descubrir el mundo, cuando aún no llevan cargada la espalda. Y si os quedáis con ganas de más, mirad el planteamiento de estos chavales que quieren cambiar las cosas, quizá sea un poco extremo, pero si lo pensamos bien ¿es justo que un examen siga decidiendo nuestro futuro? 

Read More

ALASKA

Posted on 22, may 2013 | 0 comments

EL PUNK VUELVE A ESTAR DE MODA Y LA DIVA SE REINVENTA OTRA VEZ

Chicas, han tenido que pasar casi quince años para que por fin pudiéramos cantar a voz en grito junto a Alaska, aunque sin sus Pegamoides, pero bien acompañada por los músicos del grupo Fangoria, el mítico tema de los noventa, “Donde está nuestro error sin solución, fuiste tú el culpable o lo fui yo, ni tu ni nadie, nadie, puede cambiarme”. Ese temazo tantas veces entonado durante nuestra adolescencia, y cientos de veces más después de esta, que hoy sigue vivo, coleando, y marcando el ritmo en todo tipo de garitos, fiestas y saraos varios.

Del mismo modo que sigue viva, vibrando, cantando, bailando, emocionando y llevándose al público de calle a sus cincuenta tacos, Olvido Gara Jova, conocida como Alaska en el mundo musical, la auténtica reina de la movida madrileña desde los ochenta, primero con Kaka de Luxe, luego con los Pegamoides, después con Dinarama, y más tarde, junto a su eterno compañero de andanzas musicales Nacho Canut, en Fangoria, con quiénes esta temporada presenta nuevo álbum, bajo el título Cuatricromía. Un disco en cuatro partes, con temas nuevos, temas no tan nuevos, y algún clásico, para el que han sido necesarias distintas producciones, (una por cada estilo), y distintos colores para distinguirlos, azul para el pop, magenta para el rock, amarillo para la música electrónica, y blanco para los temas góticos.

El concierto en la Sala Price de Madrid fue un acontecimiento brillante, aunque intimo y sin grandes pretensiones, con un público entregado, y un repertorio musical de lo más variado, para no defraudar los gustos de tan ecléctica clientela. Nosotras, disfrazadas de rockeras para la ocasión, lo pasamos en grande, cantando, bailando y observando la fauna ibérica, que comprendía, desde los ochenteros de todas las tendencias, pasando por la comuna gay que nunca les falla, hasta los nuevos fichajes juveniles herederos del neopunk, e incluso una nutrida representación del frente de juventudes octogenario, que situados en la mejor zona, no perdían comba de cuanto allí pasaba.

Tanto los unos, como los otros, como nosotras mismas, pudimos comprobar en vivo y en directo, que nuestra bruja favorita de la bola de cristal, se ha vuelto a reinventar, y que, no sólo está en plena forma a sus cincuenta primaveras, sino que además, todavía tiene mucho que decir, que provocar, y que enseñar. Mientras tanto entre bambalinas, un electrizado y poseído Mario Vaquerizo, se removía como un animal en celo, siguiendo a ritmo de espasmo y con una birra siempre en la mano, los pasos de su mujer por el escenario, acompañada de cuatro imponentes, ambiguos y excesivos bailarines, que lucían más carne que tela, y más tela que vergüenza.

Fiel a su estilo pero siempre nueva, Alaska, enfundada en su segunda piel de cuero negro, nos volvió a dar una lección de personalidad, autoconfianza, trabajo duro, y falta de complejos, (esos tabúes que paralizan a la mayoría, pero que nunca han podido con ella), dejando claro que, aunque no es especialmente guapa, no es alta, no tiene un tipo espectacular (de hecho vuelve a estar a dieta), no tiene una grandísima voz, no es hija de cantante, no se ha formado en las grandes escuelas internacionales, ni hubiera ganado jamás Operación Triunfo, tiene todo lo que se necesita para triunfar: seguridad, inteligencia, actitud, dedicación, y un marido folclórico para hacer las delicias del mundo de la farándula.

Así que chicas, no os olvidéis nunca de Olvido, porque es el perfecto ejemplo del éxito basado en la pasión, el amor, y el trabajo en equipo. Además hemos descubierto tres de sus más guardados secretos: el primero es que una de las octogenarias del concierto era su madre, con quién hace años tuvo sus más y sus  menos, pero que ya hace tiempo que se convirtió en una de sus principales funs, dos, que le gusta el vintage tanto como a nosotras, porque la volvimos a ver de la mano de su chico en el desembalaje de antigüedades de Madrid, y tres, que lo suyo es el pensamiento positivo, no tomarse la vida demasiado en serio, reírse  mucho, y como dice en su nueva canción, “No quiero más dramas en mi vida, sólo comedias entretenidas”….  Así que atreveros a ser positivas y a sacar vuestro lado más punk

Read More

FLOWER POWER

Posted on 17, may 2013 | 0 comments

NECESITAMOS UN CAMBIO

Chicas es normal que andéis inquietas, revueltas y desazonadas, porque es primavera y todos necesitamos un cambio. Nosotras necesitamos un cambio, nuestra casa necesita un cambio, nuestro cuerpo necesita un cambio, y si os empeñáis, hasta nuestra alma, necesita un cambio. No hace falta que sea un cambio radical, tirar la casa por la ventana, o poner una bomba a nuestra vida. Vale con un simple guiño renovador, abrir la ventana para que entre un poco el fresco, barrer las telarañas del invierno, cambiar la gama cromática, y acabar de una vez, con los veinte tupper de lentejas que aún quedan en el congelador.

Y es que estamos hasta el moño de pagar un facturón de calefacción, forrar la casa con mantas peluchin, ponernos maquillaje como para decorar una tarta, y llevar unas medias tupidas de alto gramaje que pican un montón. Vamos por la calle, y se nos van los ojos tras los estampados, las terrazas, y los cuerpazos de aquellos que tomaron la delantera, y ya lucen palmito y sonrrosón. Así que, aunque sabemos que hasta el cuarenta de mayo, no hay que quitarse el sayo, que en San Isidro siempre llueve, y que la cosa no está para destape y despilfarro, no podemos evitar que nos pique la necesidad de florecer, aunque sólo sea, dejando la celulitis al viento, o poniendo un cojín fluorescente en el salón.

Cuando éramos pequeñas la primavera se anunciaba con la limpieza de las cortinas, la desaparición de las alfombras, y por supuesto, la súbita aparición de los vestidos. En invierno nunca llevábamos vestidos, estaban circunscritos al verano, igual que las flores, los helados, el gazpacho, y las sandalias, así que en cuanto llegaba el buen tiempo, preguntábamos, ¿toca ya ponerse vestido?. Ahora la frontera no es tan evidente, la gente lleva sandalias en invierno, come helados en diciembre, y decora con amarillo chichón en febrero, pero eso no quita que el síncope primaveral, esa llamada casi animal a la renovación, siga siendo la misma. Los días son más largos, el tiempo se va templando, las flores empiezan a salir, el cuerpo pide su ración de sol, la casa su toque de color, y la tarde, su terraza, gintonic y minifalda. 

Aunque antes sea imperativo necesario, como en todo proceso renovador, que tengamos que pasar por un par de momentos traumáticos, que sólo una vez superados, nos permitirán empezar a disfrutar de verdad de los placeres de la nueva estación: el cambio de la ropa de invierno por la de verano (¿ah,  pero tenéis ropa distinta para invierno que para verano? yo siempre tengo la misma… dirán ellos), quitarnos las medias y ver lo que hay debajo, (el blanco es un color precioso que pega con todo…), y tratar de que la casa se vista de primavera sin gastarnos un pastizal ( lo de la casa si que no lo entiendo, ¿es imprescindible hacer algún cambio? dirán ellos otra vez).

El tema de la ropa es un trauma que hay que pasar rapidito, nada te vale, nada te gusta, no te acordabas de que tuvieras eso, y no quieres tirar nada, no vaya a ser que algún día vuelvas a la 38, además si la sacas pronto pasarás frío y si la sacas tarde pasarás calor….., lo del cuerpo, es cuestión de quitarse unos cuántos complejos, vale, estás muy blanca, no estás en tu peso ideal, y el biquini te queda bastante peor que el año pasado, pero y qué, ya va siendo hora de que aceptemos que la vida sigue su curso, y que más nos vale seguirlo nosotros también con ella, o tendremos una vida igual de corta pero mucho más frustrante. Lo de la casa, está claro, es una pura cuestión de expresividad, reciclaje y imaginación, y por supuesto de arrasar en el Tiger (el chino suizo dónde se encuentran miles de cosas increíbles), aunque si te queda algo de dinero, no está de mas hacerte con algún cojín de Zara Home, o conseguir alguna pieza vintage para dar ese toque de eternidad que tanto nos gusta.

Así que hoy mismo nos vamos a poner a hacer cambios, aunque el tiempo no sepa si quiere carne o pescado, y unos días amanece invierno y otros verano, aunque al miramos bien, encontremos mil excusas para seguir escondidas tras el abrigo, arrugas, venas, celulitis, aunque pensemos que nuestro salón no tiene solución porque haría falta un milagro para que tuviera aspecto de frescura primaveral, aunque ellos no entiendan nada y piensen que nos hemos vuelto locas. Somos flores imperfectas pero únicas e intransferibles, y queremos florecer porque es primavera, ya lo dice el Corte Ingles.

Read More

LA HISTORIA DE UN HOMBRE Y UN PATO..

Posted on 8, may 2013 | 1 comment

IKEA A LA VANGUARDIA DE LA FAUNA IBÉRICA
Chicas IKEA ha encontrado la manera de implicar a los tíos en el hogar. Sí eso, hacer que éstos miren a su alrededor, y se den cuenta de que lo que les rodea sí importa, que la casa no es sólo un tema de “tías”, sino un aspecto clave para la convivencia, el disfrute, el descanso, e incluso el desarrollo personal. Nosotras llevamos años intentando lo mismo, aunque sin mucho éxito. Seguramente porque definitivamente no se trataba tanto de darles explicaciones, enseñarles ejemplos reales, o hacerles pasar una animada tarde en una de sus tiendas, en busca de la silla perfecta, como nos empeñábamos nosotras, sino en hacer algo mucho más prosaico, como ponerles a convivir con uno de su misma especie. Sólo otro animalillo desvalido en busca de comida, calor, limpieza y armonía, podía hacerles entender esto, y propiciar el cambio. Viendo la enternecedora historia lo hemos comprendido bien, y seguramente ya no volveremos a errar más: los animales se entienden entre ellos, si quieres que el tuyo abra los ojos, deja de perder el tiempo con charlas infructuosas, y agotadores paseos por IKEA con el refunfuñando, y píllate otro animalillo para que se lo explique. Jajajaja.

Read More
Página 5 de 96« Primera...34567...102030...Última »

bloglovin