Pages Navigation Menu

Manual de supervivencia para mujeres positivas

TERAPIA DE GRUPO

ENOUGH IS ENOUGH. DEMAND A PLAN TO END GUN VIOLENCE

Posted by on 27, dic 2012 in slider, Vivencias | 2 comments

NO A LAS ARMAS

Chicas está claro, el ser humano ha evolucionado en muchos ámbitos de la vida, logrando hitos impensables en aspectos clave como las telecomunicaciones, el transporte, la energía o la medicina. Sin embargo, aún conserva intactos algunos instintos primates. Ni la tecnología, ni la cultura, ni la educación, ni el dinero han sido capaces de combatir los grandes males que tanto afectan la convivencia entre los hombres. La intolerancia, la ira, la envidia, el rencor, la rabia, los celos, la violencia, son asuntos sin resolver. Todavía hoy un hombre con un arma en la mano es un peligro andante, por mucho que se empeñen en que sólo la utilizará en casos de defensa propia. La defensa es un instinto primario, básico, que permanece intacto en el cerebro desde tiempos inmemoriales, y que por tanto, permite tantas interpretaciones como personas. Para algunos el enemigo puede ser un vecino insoportable, o un conductor agresivo, para otros puede constituir la totalidad de los habitantes de un mundo en el que se sienten hostigados, maltratados, o simplemente ignorados, y si tienen un arma cerca, la acabarán usando para” defenderse” de él. Por eso hay que ponerle limites, cuantos más mejor. En nuestra opinión no debería haber medias tintas, un arma siempre implica violencia, agresión, destrucción, incluso en las manos más sensatas, ya que el mecanismo de defensa no es sensato sino reactivo. Por fin una parte de los americanos se han dado cuenta de que la legalidad es sólo un papel que no evita la muerte, la masacre o la violencia en su estado más primario, y han decidido decir basta, unirse y reclamar un plan. Los ídolos de los americanos no lo pueden decir más claro. Esperemos que surta efecto, la cruda realidad les dé la razón. Ya han tenido suficiente.

DEJATEAYUDAR.ORG

Posted by on 19, dic 2012 in Publicidad, Publicidad, slider, Vivencias | 2 comments

UNA CAMPAÑA DE LA QUE APRENDER
Chicas, hoy nos han desarmado totalmente unos niños que no tienen nada en la vida más que su sonrisa. Nos han dado una lección de menos, de nada, y de todo al mismo tiempo, porque de eso se trata la vida, de entender a tiempo precisamente eso, que no hay nada más importante que conservar ese preciado regalo: encontrar cada día un motivo para sonreír.

Este año de hastío total, victimismo, devastación del sistema, en el que entre todos hemos conseguido lo contrario, encontrar todos los días no sólo un motivo, sino muchos, para quejarnos y desesperarnos, nos viene bien que nos recuerden, que con esta actitud, no sólo estamos perdiendo bienes y servicios, sino sobre todo, la capacidad de ver el lado bueno de la vida. A nosotras se nos han caído las lágrimas al verlo, no sólo porque nos ha taladrado el mensaje, sino también por comprobar, que durante este año, en el que sin duda España se llevará el premio a la publicidad más rancia, aburrida y casposa de la historia del los últimos años, alguien haya creado esta pieza magistral. Disfrutadla¡¡¡¡

Ah! Y, por supuesto, el proyecto, la causa y la positividad de esta organización bien merecen que entréis en su página web (fundacionkhanimambo.org), donde vaís a descubrir grandes regalos para vosotros (sí habéis leído bien) y una magnífica oportunidad para compartir vuestra gran suerte con otros que aún sin tenerla, nunca pierden la sonrisa.

[youtube=http://youtu.be/ZkJpzTNeaZQ]

GUERRA DE SEXOS

Posted by on 29, nov 2012 in Vivencias | 6 comments

LOS HOMBRES….  Y SUS JUGUETES……

Chicas el otro día después del teatro fuimos a picar algo. El teatro estaba en los alrededores de Las Ventas, así que todo lo que pudimos encontrar para nuestro pequeño ágape que tuviera un poco de ambiente, fue uno de esos bares total look taurino, en los que al entrar te recibe impertérrita una enorme cabeza de toro con sus banderillas y todo, rodeado de todos los miembros de su familia en diferentes poses y ubicaciones: en el campo, en la plaza, con torero, sin él, eternizados para siempre en diversas manifestaciones artísticas, disecación, pintura, escultura, fotografía, momificación.

Mientras saludábamos a la ganadería completa de Jesulín de Ubrique allí presente, nos invadió literalmente ese tufillo fritanguero con esencia a ajo arriero tan característico de estos garitos, que sólo se puede llevar bien si tienes un botellín en la mano, (ya que cuando te invade, puede tardar hasta una semana en volverte a dejar). Así que mientras nos hacíamos con sendos botellines, Sofía, ejecutando a la perfección uno de sus expertos movimientos atrapasitios, nos conseguía un espacio bastante decente para nosotras, y otro, para nuestros bolsos, abrigos y peluchines, pese a la gran concurrencia que aquellas horas abarrotaba el lugar.

Por uno de nuestros compañeros de barra nos enteramos que en aquel preciso momento se congregaban en el garito, los miembros de una peña taurina que venían de vuelta de una jornada de capea en el campo, en la que habían podido disfrutar intensamente de los mismos inquilinos cornudos del bar, pero en formato más natural. Allí acodados en la barra, mientras apuraban sus copazos, disfrutaban en comandita y en formato gigante del partido del Real Madrid – Betis, todos ellos ataviados con el uniforme oficial, gomina en el pelo, vaqueros 501 y polos blancos o verdes de motivos también taurinos.

Nosotras haciendo caso omiso de tanto despliegue de feromonas masculinas, nos pedimos unas tapas y otra ronda de botellines, mientras nos preguntábamos, qué demonios nos atraía tanto de aquellos pequeños animalitos, no tanto los de la pared, sino más bien los que tan animadamente abrevaban en la barra. Alejandra lo tenía claro, nos gustan porque son como niños, los hombres nunca dejan de ser niños, la única diferencia entre un niño y un hombre, es el precio de sus juguetes. En la fase de conquista todavía los tienen bien escondiditos mientras fingen pasarlo bien yendo contigo de compras o de museos, pero luego cuando has caído en sus redes, se acabó, la artillería empieza a aparecer por todas partes en forma de balón, videojuego, bici, quad, esquís, caña o  soldadito de plomo. Sólo consigues despistarlos de sus juguetes, si les propones otra serie de juegos, que también prefieren con un juguete en la mano.

Además desde un tiempo a esta parte, las tías son las que toman la iniciativa, tanto en la vida, como en el sexo, ellos ya ni se molestan. De hecho ellos, una vez roto el hielo,  no se andan con rodeos, van al grano, ¿por qué tenemos que cenar si hemos venido a follar? Hoy en día ni si quiera se molestan en pedirte salir como antes, ni te regalan rosas, ni te llevan al cine, ¿para qué pagar la entrada si no vamos a ver la película? Piti dixit.

Por supuesto lo de llamar es un lujo, o llamas tú o te contactan por whatsapp añadiendo una cuantas de esas caritas, y vas que pedaleas. Encima, una vez en acción, descubres que van más depilados que tú. Pero no os hagáis ilusiones, no es para gustarnos más, como el novio de Charlotte en Sexo en Nueva York, sino para practicar mejor sus deportes, aficiones y jueguecitos!!!

Chicas, está claro, nos quieren siempre que entremos en el juego, en su juego. Por eso, ya que no podemos vivir sin ellos, y que por alguna razón química nos siguen atrayendo sin cesar, se merecen que les tratemos como lo que son: unos niños grandes que comen mucho.

[youtube=http://youtu.be/epD4UeYd_M4]

REGALOS DE NAVIDAD (parte 1)

Posted by on 19, nov 2012 in Regalos Originales, Vivencias | 4 comments

REGALOS ORIGINALES, BUENOS, BONITOS Y BARATOS

Chicas parece que la navidad se ha colado ya en los centros comerciales, en las calles, en las películas coñazo de los domingos por la tarde, en los brick de leche, y por supuesto en la esquina derecha del ochenta por ciento de los anuncios de televisión. Pronto le seguirán los restaurantes, el papel del envolver de las carnicerías, y como no, el ficus del portal de mi casa, que a falta de pino, buenas son las plantas de interior cuando se trata de poner un espumillón o una guirnalda del chino para levantar el espíritu navideño. Así que probablemente a partir de ahora, cada vez que pasemos por una tienda, centro comercial o calle que exhiba sus luces y adornos navideños, oiremos esa voz interior que nos dirá: a ver si empiezas de una vez a comprar, fabricar, reciclar, dibujar o vete tú a saber, los regalos de navidad de este año, y tú te preguntarás, ¿pero  cómo, otra vez, estamos ya en navidad???

Muchos consideran que las navidades son sólo para los niños, para TODOS los niños. Los pequeños, pero también para los grandes, ya me entendéis, para esos inocentes personajes que creen en Papa Noel, los Reyes Magos de oriente, Hello Kitty, Bob Esponja, y el rey negro que aparece en el catálogo de “melopido” del Corte Inglés, pero también para aquellos “peterpanes”, que aunque ya dejaron de creer en todos ellos hace tiempo, sin embargo se niegan a renunciar a sentirse niños durante unos días (o toda la vida en algunos casos patológicos), escribir la carta con sus imperiosas necesidades vitales, y esperar pacientes a que la mañana de reyes, aparezcan debajo del árbol unos patines de línea, una bici de cross, una teleplana, o la saga completa de la guerra de las galaxias. Bueno las navidades también son un poco para todos esos que flipan con la decoración, y que por fin encuentran las mejor excusa para poner la casa de tiros largos, usar sin remordimientos las copas de diseño y la porcelana china, y escuchar a todas horas esas canciones de hilo musical de ascensor, que el resto del año están totalmente vetadas.

Pero chicas la verdad es que enfrentarse a los dichosos regalos de navidad es un ejercicio de honestidad sin parangón. Para hacerlo bien no tienes más remedio que enfrentarte a la realidad y dividir correctamente a tus allegados.

-. Por un lado están esos que más conoces y quieres de verdad (a estos te gusta regalarlos y además sabes qué)

-. Luego están aquellos que también quieres pero no conoces tanto como te crees (te hace ilusión regalarles, pero no tienes ni idea que)

-. Luego esta ese tercer grupo, formado por los que quieres pero porque no te queda más remedio, por daños colaterales o imperativo social (no te gusta regalarles, ni sabes qué)

-. Y por último están esos a quienes no es exactamente que les odies, pero si estuvieran ardiendo y tú tuvieras un vaso de agua, te lo beberías (no te gusta regalarles, pero sabes perfectamente qué).

Este año además la cosa está especialmente chunga, la mitad de la población no tiene pasta, la otra mitad aunque la tiene, le da miedo gastarla por el “no- vaya- a- ser-que”, y los pocos que quedan en el medio, perdieron el espíritu navideño cuando se enteraron que los reyes eran magos, pero sólo porque conseguían llegar a fin de mes. Así que con este percal, hemos pensado que este año la cosa bien podría ir de crear buenos momentos a los demás cuesten dinero o no.

Por supuesto si te lo puedes permitir comprándoles eso que tanto quieren, ( si son del tercer grupo, comprándoles eso que TÚ tanto quieres) y contribuir un poco a la economía nacional, pero si no puedes, no tienes excusa para no regalarles algo que les haga la misma ilusión y no cueste dinero: un paseo, un masaje, una tarde de relax, limpiar el trastero, una semana de piropos mañaneros, arreglar el grifo de la cocina que gotea desde el verano, limpiar el coche, no meterme con tu madre durante una semana, llevarte a los niños un día entero y no llamar ni para preguntar cómo estás, ser su esclava durante un par de horas, o como dice Sofía, darles por fin eso que tanto les gusta, y que tú atesoras desde hace años en tu armario y no te quieres desprender.

Bueno chicas desde almuyanita nos comprometemos durante los próximos días, a daros buenas ideas para regalarles a todos ellos, y convertir esto de la navidad en algo placentero, generoso y verdaderamente humano, aunque sólo sea por esta vez. Y recordad, como decían en aquella película “La felicidad hay que cocinarla con lo que tienes en la nevera, no con los ingredientes de un restaurante de 5 estrellas al que no puedes ir “. Feliz día emprendedoras…

 

PERSONAL BRANDING

Posted by on 4, nov 2012 in Vivencias | 9 comments

Créetelo !!!

Chicas está claro, la situación de este país es insostenible, ha llegado el momento de cambiar de estrategia. Para nosotras la explicación es sencilla, aunque la solución es tremendamente compleja: el sistema ha dejado de funcionar en todas sus dimensiones, y hay que cambiarlo. Es evidente que han prescrito los parámetros sobre los que se sustentaba y ha dejado de ser útil. Como los coches, que un buen día, tras varios años de feliz circulación, empiezan a fallar, y al final acaban por no servir para ninguno de sus propósitos. Con ello, en nuestra opinión, han entrado también en crisis los planteamientos de casi todos los actores políticos y sociales: los de los unos, los de los otros, los de la derecha, los de la izquierda, los de los empresarios, los de los sindicatos, y hasta los del club de la comedia, que tantos buenos ratos nos han hecho pasar. Y todo porque sus propuestas, bueno algunos ni proponen, pretenden mantener vivo un sistema que hace ya tiempo que ha muerto, aunque todavía nos resistamos a enterrarlo. RIP, lo hemos pasado muy bien, gracias.

Tranquilas chicas, no vamos a montar un partido político, ni vamos a lanzar proclamas incendiarias contra el sistema, ni siquiera vamos a hacer una de esas cartas abiertas contra los que mandan, ni una manifestación a tumba abierta, no damos para tanto. Además para nosotras, el tiempo del pataleo se ha terminado. Con este sistema no hay nada que hacer, salvo quitarle la respiración asistida, y dejarlo morir en paz. Después del entierro, toca emplear toda la energía posible para facilitar un nuevo paradigma que sustituya al difunto, que sea capaz de responder a los problemas actuales, que poco o nada tienen que ver con ese pasado que lo creó. Y si no, que se lo digan a Mariló Montero, y su búsqueda del alma eterna por los pasillos de televisión española. Ella también ha prescrito, como el sistema.

Para empezar, y puesto que lo que aún parece mantener su vigencia, más que nada porque es una máxima inmortal, es eso de que “siempre que quieras que las cosas cambien, tienes que empezar por ti mismo”, nos hemos dicho, LET`S DO IT, como Obama cuando lanzó su campaña utilizando el Twitter como principal arma política. Vamos a ver si somos capaces de cambiar nosotras, y luego ya veremos qué pasa. Empezar por nuestro pequeño territorio es la mejor manera de contribuir. Replantearnos nuestro proyecto personal y profesional adaptándolo a la realidad actual es un ejercicio de honestidad, sinceridad y sobre todo de buen humor.

Como queremos plantearnos nuestro Personal Branding sobre la base de un entorno actual y no de un sistema caduco, no nos queda más remedio que intentar  borrar de nuestra mente esos viejos parámetros que tanto nos repitieron cuando éramos niños. Esa cantinela que tan intensamente marco a nuestra generación, de que la única opción posible, era estudiar una carrera universitaria, mejor derecho o económicas, tras la cual tenías dos opciones posibles, o bien preparar una oposición al estado y convertirte en funcionario para toda la vida, o conseguir plaza en prácticas en una multinacional en la que asentar el culo, y pasar calentitos el resto de nuestra existencia laboral. De nueve a siete, con una hora para comer, y media para zamparte los dos litros de agua y la manzana prescritos por la normativa social. Luego comprar un monovolumen o un todoterreno, y alargar la vida en casa lo más posible, si podía ser salir a los cuarenta con la hipoteca debajo del brazo. La formación profesional estaba proscrita, eso para los inmigrantes, lo del arte para los hippis, el inglés para ir de puente a Londres una vez al año a comprar tés a Harrods, y lo de pensar en global para los alemanes, que son mejores que nosotros.

Una vez superado ese trauma, y los de que ya no hay nada para toda la vida, la mitad de la población vive muerta de miedo, y si no estás en las redes sociales no existes, ha llegado el momento de plantearnos las siguientes preguntas: Qué hacemos bien, qué hacemos mejor que los demás, a quién se lo podemos ofrecer, porqué somos diferentes, cómo puedo adaptar esto que hago tan bien al mercado existente…. Cuando tengamos claro todo esto, hemos llegado al punto en que no nos queda otra que empezar a creérnoslo. Esto también estaba mal visto en el sistema anterior, como lo de fracasar, emprender, o faltar a las manifestaciones. Pero ahora es obligatorio, y pronto hasta será un requisito, hay que CREERSELO.

Cuando consigas creértelo suficiente, es imprescindible elaborar la información y contar la historia adecuadamente, el curriculum de toda la vida en el que repasabas tus hazañas cronológicamente sin saltarte el curso de vencer el miedo a volar, ha seguido el mismo camino del sistema, está agonizando. El curriculum de ahora tiene que mostrar tus APTITUDES pero sobre todo tus ACTITUDES, tu manera de entender el trabajo y la vida, incluso no está de más si deslizas tus éxitos pero también algún fracaso, yo aprendo de mis equivocaciones. “Le contrataron por su talento y le despidieron por su talante”. Además es imprescindible que lo elabores para un entorno digital, que no sólo te permite contarte, sino también mostrarte. Puedes enseñar todo tipo de cosas que den una idea de tú valía, books de trabajos, fotos, artículos, dibujos, poemas, todo vale si nos ayuda a sorprender al mercado.

El manejo de las redes sociales para mover tu curriculum es un imprescindible, sea cuál sea tu profesión, aunque esta se realice bayeta en mano sin salir de casa, por fin se reconoce qué hacer eso mejor que los demás también tiene mucho mérito, como ser un buen camarero, un electricista, o un buen cuidador de perros. Pero en todos los casos, es necesario que elabores tu marca personal sobre la gestión eficiente de la red de contactos, eso que los americanos tan acertadamente llaman networking  -  facebook, linkedin, twitter son herramientas utilísimas, siempre y cuando las uses bien, las alimentes cada día y las dirijas a las personas o grupos adecuados. Y por supuesto tienes que estar abierto a nuevas formas de trabajar: teletrabajo, oficina en casa, alquiler de tiempo, video trabajo, con flexibilidad de días y horarios, los domingos igual dejan de ser el día de descanso.

En fin queridas niñas, que el mundo está cambiando y nosotras con él, que a veces las crisis también son oportunidades, y que NO HAY NADA MAS EXTRAORDINARIO QUE UNA IDEA CUYO MOMENTO HA LLEGADO!!! Feliz día emprendedoras!!!

JLO

Posted by on 11, oct 2012 in Música, Vivencias | 0 comments

A RITMO DE LOS 40 MÁS SEXYS

Chicas por fin la hemos visto. Durante años pensamos que era la tía más guapa aunque peor vestida del planeta. Pero igualmente pensábamos que en parte era fruto del marketing y el photoshop. A partir de ahora dejamos de pensarlo, para corroborarlo, es la tía más guapa del planeta, y punto. Además es sexy, energética, polifacética, simpática, rítmica, y muchas otras cosas más que no mencionamos para que no penséis que nos hemos pasado al mundo horterilla, o que estamos intentando cambiarnos de acera y empezando a vestir mal, que todo puede ser. En fin que nosotras como le damos a todo, el pasado domingo nos decidimos a asistir al concierto y ver en riguroso directo a la puertorriqueña más famosa del mundo. Y todavía no hemos conseguido recuperarnos el shock.

Su aparición se hizo esperar. Como era previsible en el show de una prima dona, a la gente había que mantenerla en vilo para preparar el terreno. El tiempo pasaba y el personal estaba de los nervios sin quitar ojo a la gran tela con sus iniciales que tapaba el escenario, que ya sale, que ya sale¡¡. Mientras algunos se disputaban el mejor sitio a lo largo de la pasarela por la que poco después desfilaría la diosa latina, otros tomaban posiciones en primera fila por si con un poco de suerte pudieran llegar a tocarla. Eso sí, un privilegio sólo accesible para las entradas de a 100 pavos. Nuestra entrada no daba para tanto pero nos apañamos para verla igual, y disfrutar a la vez del más friqui del concierto: el único espécimen que prefirió dedicarse al alcohol y el baile de espaldas al espectáculo!!!

Cuando por fin cayó la tela, empezó la música, y vimos aparecer a la diva en mitad del escenario vestida con una segunda piel de lentejuelas y una falda de plumas rosas, que poco después dejaría caer para mostrar su cuerpo en toda su extensión, sin posibilidad de esconder ni un grano, nos quedamos estupefactas. Luego cuando bailando, cantando y contoneando todo su cuerpo, la superdiva recorría la pasarela de allá para acá, con ese pelazo castaño de mecha perfecta mecido por el viento de un ventilador, que no dejaba de apuntarla en ningún momento, pensamos que o bien era un fenómeno paranormal, o Dios había gastado definitivamente con ella todos los genes de la sensualidad.

Jennifer López y su séquito nos ofrecieron un espectáculo que no nos dejo pestañear en ningún momento. A duras penas conseguimos comportarnos como si estuviéramos en un concierto, tomarnos el típico mini de cubata, bailar, grabar con el móvil, vamos que ni visitamos el baño, tal era el hechizo que despertaba la cantante.  En todo momento quedó claro que ella no escatima en recursos cuando se trata de ensalzar sus cualidades y construir su mito: luces, vestuario, escenografía, orquesta, coros, juego de pantallas, y por supuesto ocho pivonazos de color, cuyos cuerpos entabletados de movimientos contorsionistas fueron el mejor complemento para su estudiada actuación. Cada canción se convertía en un elaborado videoclip con performance a tres bandas, canción, baile y vídeo, y en cada una, un cambio de modelete sexy- folclórico hasta cabaretero, para deleite del hechizado público y colapso respiratorio de los de las tres primeras filas. El ventilador siempre a tope y el pelo siempre al viento.

Sus movimientos de felina superdotada y su culo asegurado por un pastón siempre en movimiento, fueron caldeando el ambiente hasta conseguir llegar al éxtasis de la actuación con sus canciones de amor, “El amor es un viaje, no un destino, soy una optimista del amor”. Pues claro que sí pensamos, con ese fachón, esa voz, y esa energía, nosotras también lo seríamos, sólo te sobra un pequeño asesoramiento de vestimenta, pero a los tíos les vale así. De hecho su carrera amorosa es un auténtico viaje lleno de personajes pintorescos algunos bastante feos, otros bastante sosos, y otros ni lo uno ni lo otro. (Por cierto los niños han salido a él, muy guapa pero los genes masculinos pueden más).

Resumiendo chicas: esta tía que ya pasa los cuarenta tacos, que si no fuera por el gimnasio estaría hasta gordita, porque es de buen culo y potentes caderas, que tiene origen Bronx con toque latino, que ha encabezado las listas de las peor vestidas durante varios años y que para muchos es una hortera de bolera, es ahora según FORBES la celebrity más poderosa del mundo, y según nosotras un bellezón de escala planetaria. Y me da igual que lleve pestañas postizas, extensiones de pelo, que se ponga botox, que tenga personal trainer y un armario para montar un mercadillo, es impresionantemente guapa. Yo con todo eso no parecería una estrella sino más bien un auténtico travelo!!!. Eso sí os recomendamos gastaros la pasta en peluquería, y si podéis en un buen ventilador….

EXPERIENCIA AUTOBRONCEADOR

Posted by on 27, sep 2012 in Vivencias | 6 comments

PUESTA A PUNTO

Chicas al final la Piti se ha lanzado por fin a probar el bronceado integral de caña de azúcar. Esa especie de baño pulverizador con olor a especia india, que aplicado sobre todo el cuerpo promete dejar la piel dos tonos más morena. Sin duda uno de esos inventos que junto al champú de caballo, la crema de baba de caracol y la queratina,  nos han estado tentando durante todo el año con la promesa de conseguir esa piel y ese pelo espectaculares que vemos en las películas.

Cuando hace tres meses, Piti nos confesó que se había comprado la oferta en Lets bonus, lo primero que nos vino a la cabeza fue aquel episodio de Friends en que Ross se apuntaba a unas sesiones de bronceado por aspersión para poder estar moreno en pleno invierno. El tratamiento consistía en meterse en bañador dentro de una especie de máquina automática que pulverizaba el cuerpo por delante y por detrás con una especie de liquido autobronceador. Ross incapaz de entender las instrucciones de la máquina, recibía sobre el careto las sesiones correspondientes a ambos lados hasta en tres ocasiones seguidas, consiguiendo un color de piel más de Michel Jackson antes de su cambio de raza, que de Armani después de bajarse del barco.

Piti, alertada por nuestro relato de Friends y siendo una chica precavida de por sí, decidió entonces retrasar hasta septiembre el tratamiento, asegurándose que si la cosa quedaba mal, al menos podría llevar manga larga y disimular los posibles estragos del spray en su cuerpo: lunares, rayas, manchas, grafitis. Así que, el otro día cuando Madrid amaneció con 13 miserables grados de temperatura, se dijo que había llegado el momento de hacer efectivo su bono, y obtener de una vez ese moreno piscinero que las vacaciones culturales en la Toscana, y las de pueblo en la Sierra de Burgos le habían estado negado hasta ahora.

Ni se sabe las llamadas que tuvo que hacer para concertar la cita en el susodicho centro de belleza, por eso cuando por fin lo consiguió, se limito a cerrar la fecha, olvidando por completo plantear sus dudas sobre los detalles del procedimiento: ¿era necesario preparar la piel?, ¿se podía una echar crema hidratante ese día?, ¿había que ir en braguitas o en biquini?, ¿la sesión era individual o colectiva?, ¿la máquina hablaba español, o era una de esas, como la de Ross, que no hay manera de entenderlas?. En fin que ante la imposibilidad de encontrar respuestas y harta de llamarles por teléfono, se plantó en el centro de belleza con su biquini en el bolso, su piel blanca sin crema, y totalmente dispuesta a ponerse en 10 minutos más morena que durante un mes entero de playa.

Cómo esto no es América sino España, la cosa no era ni mucho menos tan sofisticada como en Friends. Al llegar le dijeron que nada de biquini y le proporcionaron un tanga de esos de papel de clínex por delante, y dos tiras de hilo dental por detrás. Una vez colocado estratégicamente el tanga en cuestión, la situaron de pié frente a una pared, mientras una chica ataviada con un mono de operario de la construcción y armada con un aparato pulverizador parecido a la máquina de echar gotelé, le informaba que le rociaría el spray bronceador por todo el cuerpo. La Piti entonces acordándose una vez más de Ross y empezando a percibir el intenso olor a medicamento caducado de la pócima, le dijo que si no le importaba, excluyera la cara, que a ella le valía sólo con el cuerpo.

Así que se pusieron manos a la obra, y en un ratito la chica había concluido el pulverizado integral y estaba lista para empezar la fase de secado. La Piti que ya empezaba a sentirse como si estuviera en el túnel de lavado del coche, se volvió a colocar resignadamente de frente otra vez, para que la misma chica le aplicara por las zonas impregnadas una máquina secador,- bastante más ruidosa que la anterior-, con la esperanza de que esta fase redujera un poco el olor que cada vez se hacía más intenso. Una vez finalizado el proceso y sin haberse extinguido el olor, la chica le informó que el bronceado le duraría 10 días, la Piti se quedó pensando ¿Y el olor?

Todo esto nos lo contaba dos días después en una cena en la que tardamos un rato en distinguir algún efecto de la caña de azúcar en su tono de piel, tanto es así, que para convencernos nos tuvo que enseñar el trasero con las marcas de hilo dental, mientras nos decía orgullosa que nunca había tenido esa parte del cuerpo tan morena. El moreno del resto le duró 10…….. minutos!!!!

http://youtu.be/0Qb87RmPMDQ

NO PUEDO

Posted by on 24, sep 2012 in Moda, Vivencias | 8 comments

LA FRASE FATAL

Chicas está demostrado. Somos más listas que ellos. Lo dice un sesudo estudio de Universidad americana: las niñas son más listas que los niños cuando son pequeñas. Hasta los tiernos e inocentes siete años, ellas se llevan la palma, sobresalen en casi todo, habla, lectura, escritura, hasta en los números. Luego la cosa cambia radicalmente. El estudio revela contundentemente que a partir de los siete años los chicos empiezan a sobresalir en ciencias, deportes y cualquier actividad susceptible de ser medida o evaluada, iniciando así un camino de superioridad sin vuelta atrás. Suponemos que estaréis pensando, qué pasa entonces. ¿Porqué a partir de los siete ya no son tan listas, es que los chicos mejoran, o que ellas empeoran?

Pues bien la razón de este claro adelantamiento masculino, es sin duda la que todos estamos pensando: se trata una vez más de un problema de actitud. Y es que a partir de esa tierna edad las chicas empiezan a dudar. Dudan de sus habilidades, dudan de sus posibilidades, dudan de su fuerza, dudan de su destreza, dudan y dudan. Entonces es cuando su vocabulario se enriquece con esas dos palabras mágicas, que para muchas serán el ingrediente de todas las salsas el resto de su vida: NO PUEDO.

Esta pérdida de confianza femenina empieza su progreso ascendente nutriéndose de todo tipo mensajes arraigados en el entorno. Padres, madres, maestros, programas de televisión, lanzan sin darse cuenta mensajes subliminales que están en el inconsciente colectivo y que van mermando su moral, “eso no es de chicas” -sólo tenéis que fijaros en los mensajes de los cuentos infantiles, las canciones y las películas- . Estas creencias se consolidan en años sucesivos, tanto en ellas, que se ven reflejadas en sentimientos como la duda, la inseguridad, la necesidad de protección y la culpa, como en ellos, que arraigan la creencia de su imbatible superioridad.

Así que cuando ellas llegan a la adolescencia y a la inevitable revolución hormonal, están más que entrenadas para ejercer a la perfección el rol asignado por la sociedad, y pese a la rebeldía propia de su edad, empiezan a conformarse. Se conforman con una carrera que les gusta menos, se conforman con un papel secundario dejándoles a ellos el protagonista, se conforman con ser Barbies mientras ellos se convierten en superhéroes.

Aunque seguramente algunas elegirán carreras de ciencias y matemáticas, las superarán y se licenciarán con honores, la estadística también dice que difícilmente acabarán trabajando en esas disciplinas, a no ser en el ámbito de la enseñanza. En las entrevistas de trabajo serán mayoritariamente barridas de los puestos de decisión y desviadas hacia otras tareas más de su género, como la coordinación, la comunicación, la asesoría, y por supuesto la plancha el fregoteo y la procreación.

Pero por si esto no fuera suficiente, la explosión verdadera de esta actitud no llega hasta un poco después. El cóctel molotov no estalla de verdad hasta que la mujer se convierte en Madre. Cuando somos madres, parece que el sentimiento de culpabilidad se agudiza y se refleja en todos los aspectos. Las madres consiguen sentirse culpables por lo que hacen mal, por lo que no hacen, por lo que hacen otras personas, e incluso por lo que hacen bien!!!!

Tanto es así que un blog de lactancia nos encontramos con una madre que confiesa que se siente culpable de dar el pecho a su hijo porque cree que así le transmite sus nervios y depresiones. Pero además añade, que no lo hace por convicción sino para no sentirse culpable por no hacer lo que sugieren su marido y su suegra. Al mismo tiempo se siente culpable por desobedecer al pediatra en cuanto a las dosis recomendadas, ya que en el libro que está leyendo,-  y del que también se siente culpable porque a su madre no le gusta – , indican que al niño hay que darle tanta leche como demande. No llama a sus amigas porque se siente culpable de no poder dedicarles tiempo desde que nació el niño, pero también se siente culpable, porque en el fondo no le dedica al niño el tiempo recomendado en el libro!!!!

 Así que con este percal lo raro es que hayamos conseguido evolucionar todo lo que lo hemos hecho en los últimos años. Aunque es evidente que aun nos queda mucho camino que recorrer, parece que poco a poco vamos cambiando. Así que desde aquí os pedimos que paréis, que volváis a confiar en vosotras mismas, que lo tenéis todo: la razón, el instinto, la fuerza, la inteligencia y lo mejor de todo: EL DERECHO A EQUIVOCAROS!!! Que no dudéis tanto, ni busquéis tanto apoyo para tomar las decisiones, que dejéis de preguntaros si lo que hacéis será aprobado por todos, porque nunca será así,  y que volváis a los siete años, cuando erais dueñas de vuestro destino.

LOS 90: QUEDADA GENERACIONAL

Posted by on 18, sep 2012 in Vivencias | 2 comments

ALGO QUE RECORDAR

Chicas al final todos sucumbimos a los encuentros generacionales. Sin duda uno queda marcado para siempre por ese periodo de la vida en que los amigos lo son todo, y con ellos se comparte casi todo: secretos, besos, ropa, babas, y sobre todo, muchos sueños por cumplir. Esa época mágica de abrazacarpertas en que empiezas a ser mayor pero con alma de niño, en la que no hay sitio para el aburrimiento y el cuerpo puede, literalmente, con todo lo que le echen, y mucho más. Cuando pones a prueba todos tus referentes en la vida – familia, religión, política, música, peinados- porque te crees distinto y único dueño de tu destino, sin darte cuenta de que en realidad haces lo mismo que todos, bebes lo mismo, escuchas la misma música, y te vistes con los mismos uniformes adornados con los mismos peinados.

Todavía recuerdo con pavor aquel tupé cardado de medio metro de alto que nos hacíamos en el pelo, en el que sin duda podían anidar una familia entera de palomas. Y como no, las hombreras de gomaespuma formato robocop que nos poníamos debajo de las camisas, enganchadas al sujetador con un velcro. Aquellos hombros de peluche que a cierta hora, o se caían hacía delante a modo de falsa teta, o directamente al suelo, mostrando su lado más cutre lleno de pelos y pelusas. Los chicos lo tenían más fácil, aunque tampoco se libraban del uniforme generacional, vaqueros, náuticos y camiseta, los pudientes 501 y jersey de Privata, y los demás, Lee gastados y sudadera de comic o de grupo musical.

Entonces pernoctábamos y engullíamos el rancho diario en la casa familiar, en la que pasábamos el tiempo justo, siempre pegados al teléfono de pared, esperando la llamada de turno para salir corriendo al bar del barrio – pueblo para los de Pozuelo-. Algunos a bordo de su Vespino customizada, y otros a pata, o en la pava, el bus local. Allí pasábamos nuestras noches, las buenas, las malas, y las mediopensionistas, siempre con un mini en la mano, los secretos, Ducandú o Nachapop de fondo, y la boca llena de proyectos a largo plazo, – que casi nunca pasaban del finde siguiente-. Por aquel entonces ni sospechábamos que llegaría el día en que no podríamos vivir sin un e- phone, una Vannette, o la depilación lasser.

En fin que todos esos días reviven de alguna manera en la quedada generacional. Un encuentro con los de antes, casi en el mismo sitio y para hacer lo mismo, beber minis escuchando al “Pingüino en mi ascensor” espiando a su vecina de enfrente. Casi con la misma ropa, – al menos ellos, porque poco han cambiado el atuendo, aunque algunos han subido bastante de talla-. Pero esta vez no hablamos del futuro sino del pasado, de esos recuerdos tan vivos, ahora vestidos de largo por la pátina del tiempo, que con la distancia parecen doblemente felices, livianos pero llenos de horas intensas. Momentos que en el recuerdo se han convertido en momentazos, miradas adolescentes que ahora serían auténticos orgasmos.

También hacemos repaso de existencias, nos miramos y calibramos los daños. Está claro que la vida no pasa en balde, ni para lo bueno, ni para lo malo, no deja a nadie impasible. Los hay perjudicados, algo de pelo y barriguilla, los hay castigados, nada de pelo, kilos de más y ojos hundidos, los hay destruidos, nada de nada, y contra todo pronóstico, los hay que, cómo los buenos vinos, mejoran con el tiempo. Esos pocos privilegiados a quienes los años suman carácter, ponen arrugas atractivas, canas sugerentes y mantienen el culo en su sitio. Vamos que un poco más, y dan ganas de ponerles un piso.

Nosotras contentas de vernos, contarnos y abrazarnos. Supongo que también machacadillas por los años, pero pasamos de hacer balance, porque lo nuestro tiene más mérito¡¡¡. Encantadas de tener una excusa para ponernos de nuevo ese look de adolescentes, tomarnos unas copas con las amigas, mientras hacemos repaso de tíos, y como no, practicamos un poquito ese vicio tan sano de “te imaginas sí Harry hubiera encontrado a Sally”. Algunas se reencuentran con su club de fans y otras con ese chico que nunca confesaron que les gustara. Así la noche vuela, y cuando te quieres dar cuenta estás de vuelta en tu vida, y te pones una canción de Loquillo para recordar: Siempre quise ir a LA dejar un día está ciudad, cruzar el mar en tu compañía……..

SOBREVIVIENDO AL EVENTO FAMILIAR

Posted by on 11, sep 2012 in Vivencias | 6 comments

EVENTOS FAMILIARES

Chicas no os lo vais a creer pero hemos sobrevivido al evento familiar del final del verano. No ha sido fácil. La familia es cómo una montaña rusa, cuando unos están arriba, otros están abajo, y viceversa. Los mayores con sus crisis. Unos en la de los cuarenta, otros en la de los quince que nunca superaron, y otros en la crisis del día porque se ha quemado la carne, no sube el pastel, o no aguanto a mi madre. Los niños son harina de otro costal. Esos si cambian de un día para otro. Los que un año están arrebatadores y guapos, al siguiente, no tienen piños, o les ha crecido demasiado la cabeza, mientras el resto del cuerpo se ha quedado en el mismo sitio. Los que un año no dicen ni dos palabras seguidas, al siguiente no callan, e incluso llevan un micrófono colgado del cuello para amplificar sus discursos. Por no mencionar el tema del agua. Un año de regadío y otro de secano, este año no me baño y monto un pollo cada vez que veo agua, y al siguiente no salgo y pillo todas las otitis que mi madre sea capaz de aguantar.

Lo mismo pasa con la comida, imposible calcular. Un menú para los niños que alimente, les guste a todos, y se pueda comer media hora tarde, para los que nunca llegan a tiempo. Otro para los mayores, que no sea el mismo del año pasado, que demuestre habilidad culinaria y tenga fundamento. Otro para Eloy, que sólo come tres cosas, y uno más para Vega, que sólo come macrobióticos. Luego están de nuevo los mutantes, el que no comía de nada, ahora rebaña hasta el palo del pincho moruno, el que comía de todo, ha desarrollado una nueva alergia, y ahora no come de casi nada, y así hasta el infinito. “Pero si este niño no probaba bocado y ahora se come los kiwis con cáscara”…..

Si encima hay regalos de cumpleaños de por medio, como es el caso, la cosa puede adquirir proporciones grotescas. Están los agravios comparativos “a mi no me hiciste un regalo tan bueno”, los cambios de dimensiones corporales “esto no me vale Tita, que ya no soy un bebe”, los cambios de tendencia en la moda juvenil, “las Bratzs ya no se llevan, ahora son las Monster High”, la evolución de los personajes heroicos según la edad,” Odio a Calliou es un tonto, ahora sólo quiero a Ben10”. Y lo mejor de todo, la guerra padres e hijos a cerca de los tres regalos estrella que yo adoro regalar: mascotas, telefonía, e instrumentos musicales…..

En todo caso prefiero a los niños que a los mayores, al menos ellos dicen lo que piensan sin segundas ni dobleces, sin pretender herir, ni buscar las vueltas a nadie. Sin que haya una eclosión celestial de magnitud desproporcionada porque no les gusta un regalo, o no aciertan con su talla. Los mayores nos limitamos a poner un careto imposible de interpretar adecuadamente, nos vamos a nuestra casa y allí soltamos sapos y culebras sobre lo poco que nos conocen; o nos limitamos a dar las gracias, guardando el comentario en un sitio calentito hasta que llegue el siguiente evento, y así tener la oportunidad de provocar una buena crisis familiar, que ya va siendo hora.

Pero chicas, este año hemos salvado la situación con tres fórmulas mágicas e infalibles: alegría, creatividad y sentido del humor. Para empezar no perdimos la sonrisa ni cuando se quemó la carne, ni cuando se rompieron los horarios, ni mucho menos, cuando quedo claro, que ni sacando los taburetes del baño habría sillas para todos. Después apostamos por delegar en los creativos del grupo la animación, disfraces y concurso de baile, quitando hierro a la infinidad de chorradas que surgen cuando juntas niños en una fiesta. Después dejamos que la comida fuera una elección personal, y que cada cual decidiera si se zampaba un buen plato de pollo al curry, u optaba por engullir la fuente entera de patatas fritas regada con el pack de seis de coronitas. Lo de los regalos fue fácil: baratos y para todos.

Y para terminar no dejamos que las posibles quejas de nadie trascendieran lo importante del evento: estar juntos, intercambiar abrazos y pasarlo bien. Nosotras no descartamos que llegue el día en que salgamos en Telemadrid por crisis familiar. Pero mientras tanto, tenemos claro que el amor lo puede todo, al menos hasta la próxima fiesta. Os queremos familia!!!!!

bloglovin